sábado, 16 de noviembre de 2013

EMPOBRECIMIENTO Y DESIGUALDAD SOCIAL. EL PAPEL DE CÁRITAS

En el marco de la Escuela de Cáritas diocesana que se desarrolla en el Seminario este sábado, Francisco Lorenzo realizó la ponencia central del día bajo el título: “Empobrecimiento y desigualdad social. El papel de Cáritas”. Lorenzo es coordinador del equipo de Estudios Sociológicos en Cáritas Española y Fundación FOESSA y Profesor Máster Universitario en Liderazgo Político y Social en Universidad Carlos III de Madrid.
 
Comenzó el ponente su disertación recordando los años de crecimiento económicos del 94 a 2007 y aquella afirmación de que nuestro país estaba totalmente a salvo de la crisis financiera. En esos catorce años- recordó-; en esa época de esplendor no se redujo la tasa de la pobreza, ya que un 44% de la población había experimentado algún episodio de pobreza relativa; un 50% participaba de algún problema de pobreza material o exclusión social. Ello llevó a afirmar a Lorenzo que “el crecimiento no siempre fue a mejor. El crecimiento económico no siempre fue desarrollo ni bienestar social. Más no es siempre igual a mejor”.




La crisis que vivimos está llevando a cambios importantes en el modelo social, en los valores, en los derechos, en el imaginario colectivo (derechos que no lo son, culpabilización de los más afectados, etc). Se está produciendo un debilitamiento de los mecanismos de protección social- sostuvo- de ahí la importancia de conocer bien la realidad.

En otro momento de la ponencia, Francisco Lorenzo expuso los fundamentos del modelo de Acción Social de Cáritas, esto es: la persona como centro (sobre todo los más vulnerables y empobrecidos), el amor como motor, la Iglesia como signo y la realidad como marco. Todos - dijo- tenemos necesidades ontológicas y axiológicas, Tenemos necesidad de alimentos, por ejemplo, pero también de ser escuchados, de cariño. Cáritas ha de atender integralmente a la persona. El Trabajo de Cáritas “reconoce y activa las potencialidades. El encuentro con Jesús es amistoso y dignifica – defendió el técnico de Cáritas.

Para responder a la cuestión de cómo se trabaja en y desde Cáritas, recordó la necesidad conjunta del testimonio, la denuncia y el anuncio. Ellas nos recuerdan las fortalezas de Cáritas. “La denuncia y el testimonio sin anuncio no dan esperanza; la denuncia y el anuncio, sin testimonio, no son creíbles; el anuncio y el testimonio, sin denuncia, son cómplices del sistema. El Evangelio nos pide más de lo que las leyes exigen- expuso-.

En la última parte de la intervención, Lorenzo presentó algunas pistas para el trabajo de Cáritas. La necesidad del conocimiento, la presencia y la eficiencia; la necesaria coherencia entre la acción y los valores, el discurso y el posicionamiento colectivo; la participación como rasgo de identidad y el trabajo en red, pues somos red. La ponencia finalizó con una llamativa afirmación del ponente recordando una frase que él se repetía cuando estaba tentado de caer en el desánimo: “Si crees que eres demasiado pequeño para causar impacto, intenta dormir con un mosquito en la habitación”