domingo, 24 de noviembre de 2013

Tiempo que nos ha hecho descubrir la belleza de ser hijos de Dios y hermanos en la Iglesia, el Papa clausura el Año de la fe


24-11-2013. News.va. ''Cada uno de nosotros tiene su historia, sus pecados. Sus momentos felices y aquellos oscuros. En esta jornada nos hará bien pensar en nuestra historia y repetir con el corazón, en silencio: acuérdate de mí, Señor. Jesús acuérdate de mí, porque quiero ser bueno pero no tengo fuerza, soy pecador. Pero acuérdate de mí, Jesús. Tú puedes acordarte de mí porque eres el centro de todo. Qué hermoso, hagámoslo todos hoy, cada uno en su corazón ''. Lo dijo el Papa Francisco, en su Homilía en la celebración eucarística con motivo de la clausura de Año de la fe, hoy, 24 de noviembre, fiesta de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo. Participaron 1.200 entre cardenales, patriarcas y arzobispos mayores de las Iglesias orientales, arzobispos, obispos y sacerdotes. En efecto, en esta solemne ceremonia, también estuvieron presentes los Jefes y los Padres de las Iglesias Orientales Católicas participantes en la Asamblea Plenaria de la Congregación para las Iglesias Orientales. Al lado del altar se expusieron las reliquias del apóstol Pedro: una caja de bronce con algunos fragmentos óseos. Al final de la celebración, el Obispo de Roma ha entregado simbólicamente su exhortación apostólica "Evangelii gaudium" a 36 representantes del "pueblo de Dios" provenientes de 18 diversos Países. La exhortación apostólica sobre la evangelización, que también retoma contenidos del Sínodo de los Obispos de octubre de 2012, será presentada y publicada el próximo martes. Antes de la misa se realizó una colecta para la población de Filipinas.